TRANSICIÓN A UN ESTILO DE VIDA PLANT BASED

Hablar de estilo de vida y no de dieta temporal, es muy importante, la base es realmente asimilar toda esta nueva información y de cierta forma darnos cuenta que hemos vivido engañados por la pirámide alimenticia tradicional, cuya base que sostiene la alimentación son carbohidratos simples y refinados, esos que se convierten en azúcar en la sangre y que no nos aportan nutrientes y que si no sabemos consumir y gastar, se convierten en grasa.

Mi propuesta es darle la vuelta a esa pirámide y tener en la base las plantas, estas frutas y vegetales que existieron antes de cualquier proceso industrial y de cocción, esos que hemos venido comiendo a lo largo de nuestra existencia y de los que se alimentaban los hombres de las cavernas, esos que nuestro cuerpo sabe asimilar en su gran mayoría.

Ésta transformación no implica que nos dediquemos a comer sólo y exclusivamente lechuga, no, es que nutramos nuestra mente y cuerpo de alimentos de verdad, comida real, esa que no tiene etiqueta nutricional, porque no la necesita, sus nutrientes están implícitos en cada producto.

Ahora bien, una vez que hayamos entendido la importancia de comer, no solo macronutrientes (grasa, proteína y carbohidratos) para mantenernos "delgados", debemos pasar a entender la importancia de los micronutrientes, esos que están en las frutas y verduras, los que nuestro cuerpo necesita para mantenerse fuerte, sano y libre de posibles enfermedades a largo plazo.

De aquí, el mencionar que, la variedad es fundamental, en la variedad está el gusto ¿no? Pues hagámoslo parte de nuestra alimentación, consumir productos de temporada y no sólo comer los poco vegetales que estamos acostumbrados. Existen miles de variantes y mezclas que llenarán de sabor y color tu plato. 

Lleva esta propuesta al nivel que quieras, estoy segura que puedes ajustarlo a tus gustos, costumbres y economía. Comer bien no es comer caro, es alimentarte sabiamente teniendo el liderazgo de lo que consumes y siendo creativo en su preparación. 

Grasas saludables que provienen de frutos secos, semillas y algunos vegetales y frutas.
Carbohidratos complejos de semillas integrales, legumbres, arroz y pastas. Lo menos procesado posible.
Frutas y verduras en su estado más natural,
Este es un ejemplo de plato balanceado plant based. Las porciones dependerán de tu edad, peso y actividad física.

Suscríbete

 
© Lucia Jaramillo 2020 todas las fotos, recetas y textos han sido creados por mí a no ser que lo detalle. Todos los derechos reservados.

© 2020 by Lucía Jaramillo M.